Javier Fernández Presidente del Principado de Asturias
Menu

Intervenciones

Presentación del Padre Ángel en la Tribuna Europa de Nueva Economía Fórum

Intervención del Presidente

Pacita no tenía un halo angélico sobre la cabeza, tampoco usaba toca ni hábito. Pacita, tía de mi padre, era simplemente una buena y beata mujer, como tantas otras en aquellos años del siglo XX: católica, rezadora y cumplidora rigurosa de los preceptos.

 

Se preguntarán por qué les hablo de una pariente de misa y avemarías. Verán, es que el perfil biográfico de Pacita incluye otros rasgos más llamativos. Por ejemplo, trabajaba en la Fábrica de Mieres, cuando era casi insólito que una mujer lo hiciera en aquella factoría pesada de humo, metales y hombres. Tampoco la arredraba ser la única practicante católica de mi familia, una familia que ni era católica ni practicante. Y, por último, que es lo que más nos puede interesar esta tarde, fue catequista del niño Ángel García Rodríguez, el padre Ángel que hoy nos acompaña y que intervendrá a continuación.

                          

Ya ven por qué extraños caminos puede que mi beata pariente, que se encargó de rogar por todos sus descreídos familiares, influyera en la vocación eclesial de este hombre natural de La Rebollá, un pequeño pueblo del Norte de Mieres, allá en el Norte de España, donde también había nacido mi padre. Somos, pues, vecinos del mismo mundo de nieblas, agua, minas y gentes.

PARA LEER COMPLETO...

Descargar